El campo se caracteriza por disponer de dos zonas “de combate” a dos alturas y bien diferenciadas, además de una gran zona de preparación.

 

Parking y zona de preparación

La primera zona se encuentra al inicio del campo, justo desde la puerta hasta la zona de respawn. El parking es bastante amplio, por lo que no suele haber problemas para aparcar. Por su parte, la zona de preparación incluye una caseta para los organizadores (donde se hace check-in al entrar y se preparan los alquileres y la comida), una zona de mesas y encimeras para preparar el equipo de cada uno, y una galería de tiro que permite ajustar las réplicas y calentar las gomas del hop mientras se espera a que se pase el crono. También sirve como zona de spawn para las partidas.

Zona inferior: CQB

Dada la estructura a dos niveles del campo, la zona de abajo sirve como plataforma para combates cercanos, debido a la mayor proximidad entre parapetos, casetas y “búnqueres”. Ocupa desde la zona de preparación (tras la galería de tiro) hasta el final del campo a lo largo, pudiéndose diferenciar dos partes:

Tanque

La zona del tanque compone la primera mitad de la zona inferior. Tomando como punto central un tanque (de ahí su nombre), los equipos pueden tomar posiciones a ambos lados del mismo, permitiendo encuentros a corta y media distancia.

Aula

Tras el tanque se encuentran Arcos Aula, dos emplazamientos de CBQ puro gracias a su disposición interna: Dos estructuras de cemento con tabiques divisorios en su interior. Esto permite avanzar desde el tanque hacia el fondo, garantizando una cobertura excepcional.

Zona superior: Nido y Trincheras

La zona superior del campo es más abierta que su contraparte inferior, permitiendo a los francotiradores y selectos ojear el campo en busca de enemigos desde posiciones bastante cubiertas. Es lo que se conoce como nido. Por otro lado, un poco más alejado del borde que marca la división entre las zonas superior e inferior se encuentra una serie de desniveles en forma de colinas que hacen las veces de trincheras, obligando a los jugadores a avanzar casi tumbados para evitar ser vistos por toda la explanada.

 

Os esperamos con los brazos abiertos y una réplica en cada mano.

¡Apúntate a la siguiente partida!